.


Nota en el Diario Cruz del Sur: El kirchnerismo en la provincia de Santa Fe

NOTA DE TAPA
Agustín Rossi armó su Movimiento Santafesino para dar pelea en el PJ. Gustavo Marconato acercó intendentes a Kirchner y empuja el retorno de Bielsa

DOS LÍNEAS INTERNAS DISPUTAN JEFES COMUNALES, TERRITORIO Y CANDIDATURAS
Delicada convivencia entre kirchneristas
David Narciso
“Gustavo no quiere hacer marconatismo ni es un dirigente provincial con aspiraciones. Él es Kirchner, hace lo que Néstor le pide”. La definición sale del entorno del diputado nacional por Santa Fe Gustavo Marconato cuando Cruz del Sur pregunta cuáles son las diferencias con Agustín Rossi, el otro jefe político kirchnerista de la provincia.
Nacido en Las Parejas, hijo de un intendente reelecto en cinco oportunidades, Gustavo Marconato transita su segundo mandato como diputado y desde 2008, por orden de Kirchner, está sentado en un puesto clave: la presidencia de la comisión de Presupuesto de la Cámara baja.
Marconato y Rossi hace tiempo que, cada uno por su lado, barren el territorio santafesino en busca de sumar intendentes, presidentes comunales, concejales y dirigentes partidarios.
El anzuelo es la relación con el gobierno nacional: ambos abren puertas en la Casa Rosada y en especial en algunos ministerios que son de mucho interés para los jefes comunales del PJ, como Planificación Federal y Desarrollo Social.
No es poco en una provincia gobernada por el Frente Progresista.
Juntos pero separados
Aunque en el fondo ambas líneas tributan a los Kirchner, como se verá en los próximos días, cuando Rossi y Marconato compartan escenario con Néstor Kirchner en Pérez, el problema se plantea en el armado político-electoral de Santa Fe.
A nadie se le escapa que Agustín Rossi sí tiene aspiraciones políticas y que poco lo ayuda que referentes de otro sector kirchnerista también visiten jefes comunales, les prometan obras y los lleven a la Casa Rosada para agilizar proyectos dormidos en las alcobas de la burocracia.
Esa contradicción será cada más visible a medida de que se acerquen 2011 y el proceso electoral: mientras Rossi ya expresó su deseo de repetir la pelea por la candidatura a gobernador (en 2007 perdió la primaria abierta), desde el Movimiento Evita tienen en planes para que Rafael Bielsa vuelva a disputar la gobernación. De hecho fuentes del Movimiento Evita afirmaron que Rafael Bielsa ya decidió que se postulará, versión que condice con sus visitas cada vez más seguidas a Santa Fe.
¿Por qué otra vez Rossi tiene que lidiar con un competidor dentro del propio kirchnerismo? ¿Bielsa es el candidato de Kirchner? Ninguna de las dos preguntas, como muchas veces en política, tiene respuestas unívocas y unidireccionales.
En el Movimiento Evita piensan planes alternativos a la figura de Agustín Rossi. Entienden que su candidatura presenta limitaciones para aglutinar al conjunto del justicialismo santafesino, lo cual pondría en desventaja al PJ para pelearle la gobernación al Frente Progresista.
Sin embargo no hay más que elogios para Rossi. “Es un gran militante, un gran compañero”, coincidieron varios consultados. La diferencia, sostienen, es que “Agustín armó el Movimiento Santafesino, juntó a los intendentes pero era él quien iba a hablar con Kirchner. Pero Kirchner quería un armado para tener él un contacto más directo. En ese marco Gustavo Marconato aparece como el coordinador de esa decisión, no como un tradicional jefe político”.
El lanzamiento en abril pasado del Movimiento Santafesino para la Justicia Social es la puesta en práctica de una decisión que Agustín Rossi tomó hace tiempo: convertirse en una de las patas del PJ santafesino y pelear un espacio que perdure aún si al kirchnerismo no le fuera bien en 2011.
El juego de los intendentes
Mientras los senadores provinciales reutemistas intentan mantener vivo el sueño de la candidatura presidencial, las dos líneas del kirchnerismo hacen política motorizados por la gestión nacional. La sorpresiva
cercanía de la intendenta de Esperanza Ana Meiners, senadora suplente de Carlos Reutemann, y la promesa de su presencia en el acto de Pérez es un poroto que se anota el Movimiento Evita en el marco de esa construcción. Distinto es el caso de Omar Perotti, que siempre está yendo y viniendo. En su caso Marconato y los suyos despegan de su repentino retorno al kirchnerismo.
Apuntan al despacho del operador Juan Carlos Mazzón cuando se pregunta por el promotor de la vuelta al redil del rafaelino, que también se disfrazará de pingüino para estar en Pérez. Desde el Movimiento Evita recuerdan que cuando los vientos soplaron en contra tuvo palabras duras para con la presidenta de la Nación y afirman que no ven a Perotti queriendo integrarse al kirchnerismo.
El primer intendente que pasó por la Rosada de la mano de Marconato fue José Luis Freyre, de Venado Tuerto. A pesar de que el venadense hace equilibrio con los reutemistas de su departamento, en el Movimiento Evita lo cuentan como propio y le reconocen sus gestos hacia el kirchnerismo siendo el principal jefe comunal de la zona núcleo sojera históricamente dominada por el reutemismo.
Los jefes comunales más comprometidos con el kirchnerismo, que incluso participan de actividades de ambas líneas, son Darío Corsalini (Pérez), Carlos de Grandis (Puerto General San Martín) y Mauro De Cándido (Carcarañá), entre otros.
Siguiendo aquella idea de Kirchner de tener más contacto directo con jefes comunales, Marconato llevó a Buenos Aires a una veintena de intendentes. A la reunión también fueron convocados el secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, y el ministro de Interior Florencio Randazzo. A todos los invitados el mensaje les llegó sin ambigüedades.
Hace pocas semanas, durante un encuentro político, el diputado provincial Gerardo Rico sostuvo que como espacio político el Movimiento Evita tiene desarrollo en 180 localidades de los 19 departamentos. También afirmó que “hay 90 compañeros que son parte del poder formal: intendentes, presidentes comunales, concejales o miembros de comisiones comunales y que le dan poder institucional a este desarrollo”.
En Rosario, parte de este armado lo integran los concejales María Eugenia Bielsa y Fernando Rosúa. Según Rico hay unos 500 militantes “activos” en todo el ejido urbano, entre los que contó al dirigente Eduardo Toniolli.
En 2007 María Eugenia Bielsa apareció como socia de Rossi en la creación del Instituto de Estudio de Políticas Públicas. Pero al definir su hermano Rafael su candidatura a gobernador se corrió de ese lugar.


Marconato, el diputado que un día dejó de ser invisible
SOLDADO DE KIRCHNER DESDE LA PRIMERA HORA
El diputado nacional Gustavo Marconato cultivó un extremo bajo perfil desde que asumió su banca en 2003. Para la gran mayoría de los santafesinos es un desconocido total. Sus colaboradores hablan de él como un hombre que hace y dice por Kirchner y que no tiene aspiraciones personales en cuanto a convertirse en un referente político provincial ni ser candidato a cargos ejecutivos.
Desde 2008 cobró mayor notoriedad cuando Néstor Kirchner ordenó desplazar de la presidencia de la comisión de Presupuesto de la Cámara baja al ex ministro de Hacienda de Jorge Obeid, Walter Agosto. En rigor Agosto renunció días antes de que se iniciara el debate del Presupuesto nacional 2009: en ese entonces la permanencia de reutemistas y obeidistas en el bloque oficialista era una formalidad y la ruptura era inminente. Agosto planteó que no estaba en condiciones de defender el proyecto porque estaba en desacuerdo, y menos mal que lo hizo. Si lo asustaba el presupuesto, qué hubiera dicho de la estatización de los fondos de jubilación, la ley de Medios y la pelea por las reservas del Banco Central.
Gustavo Marconato desde Presupuesto lideró esos debates que derivaron en triunfos kirchneristas y resultaron clave para poner de pie al golpeado gobierno nacional.
A diferencia de Agustín Rossi, quien en el debate de la resolución 125 para construir su ajustada victoria confrontó duro con Néstor Kirchner y consiguió introducir cambios que hicieron más digerible el proyecto oficial,
Marconato es casi un brazo ejecutor de Kirchner. Como dijo uno de sus colaboradores consultado para esta nota: “Es Kirchner”.
Su relación con el santacruceño viene de 2002, cuando el entonces gobernador recorría el país con pocos resultados y ajeno al viraje que haría la política argentina pocos meses más tarde.
Marconato fue el primero o de los primeros en trabajar para el armado de Kirchner en Santa Fe, lo cual le valió un lugar en la lista de diputados nacionales de 2003. Desde allí pasó a ser un hombre del riñón del matrimonio Kirchner, como se dice en la jerga política.

4 Responses to “Nota en el Diario Cruz del Sur: El kirchnerismo en la provincia de Santa Fe”

  1. # Blogger oakleyses
  2. # Blogger oakleyses
  3. # Blogger oakleyses
  4. # Blogger oakleyses
Publicar un comentario



© 2006 . | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health